Monumentos

Convento

En 1615 se inaugura la vida de clausura del monasterio bajo la advocación de Santo Toribio, uno de los primeros obispos de Astorga que fue sepultado en el monasterio de Liébana.

Toribio Fernández del Portillo y su esposa Antonia emplearon sus bienes en el convento para que las monjas intercedieran por sus almas y las de la humanidad. A la primera fundación del convento vinieron cuatro monjas del convento de San Roque de Salamanca.

Se adaptaron un conjunto de casas para el convento, pero sin estructura de conjunto lo que motivó que a lo largo de los años se fueran haciendo continuas reformas. Actualmente quedan originales la espadaña y algunos muros.

De la iglesia original, la parte baja se adaptó para cocheras y en la parte superior se construyó una capilla donde se celebra el culto. La desamortización de Mendizábal (1835) agudizó la crisis y el convento perdió sus bienes inmuebles.

En el interior destaca una escultura de Santo Toribio de Liébana, anónimo, del siglo XVII, una pintura de Santa Rita y la Virgen de la Consolación entregando la correa a San Agustín que son obras de Vidal González del XX. Y también podemos contemplar el escudo del fundador de la Orden de Santiago del siglo XVII.

El Cuartón

El rodaje de varias secuencias de la película "Octavia", que dirigió el salmantino Basilio Martín Patino, en la finca ¿El Cuartón¿, propiedad de la "Fundación Inés Luna Terrero", sita en las proximidades de Vitigudino, ha propiciado que diversos medios de comunicación, se hagan eco del penoso estado de ruina que se encuentra su bello y señorial palacete. Esto ha llevado a que los miembros del Patronato, que gestionan los recursos de la Fundación, se hayan reunido para evaluar el estado del inmueble.
La citada mansión, debido a encontrarse aislada en el interior de una finca rural, es poco conocida y por lo tanto no valorada como se merece.
Tanto el palacio como la historia que lo rodea, forman parte del patrimonio de nuestra comarca. Vecinos de distinta condición social, de Traguntía, Pozos, Vitigudino etc., que conocieron a su propietaria, cuentan orgullosos, las comodidades y lujo que tenía en la primera mitad del Siglo pasado, cuando lo habitaba Dª Inés Luna Terrero; "la BB", como era conocida, a la vez que con admiración relatan su interesante biografía y forma de proceder, resaltando que vestía a la última moda, fumaba en público y conducía su propio automóvil, señalándola como una extraordinaria dama que vivió con varias décadas de adelanto aquella época.

Ermita del Socorro

Está situada a las afueras del pueblo, es del siglo XVI, concretamente de 1584 y con una reforma en 1611. Su autor fue Rodrigo de Gándara . destaca la esbeltez de la fachada que remata en una levada espadaña. Destaca en su interior un retablo Rococó de la segunda mitad del XVIII.

 

 

Torre de la Iglesia

Los orígenes de la iglesia se remontan al siglo XV.

Está realizada en sillares perfectamente trabajados. Mejor cortados los de la torre que los del cuerpo de la iglesia. Debido seguramente a que la torre es posterior.

Toda la iglesia está rodeada de un gran atrio. A este se accede por sus cuatro lados a través de grandes escaleras. El atrio también está realizado en sillares de granito, materia prima predominante en esta zona. La iglesia cuenta con tres entradas, dos laterales y una a los pies. La portada de la entrada de los pies es con arco de medio punto, flanqueada por semicolumnas sobre plinto y unos capiteles muy simples. Remata en la parte superior con una hornacina vacía y venera flanqueada por dos candeleros.

Más arriba hay una ventana con reminiscencias góticas que sirve para dar luz al coro del interior.

Tiene una sola planta perfectamente orientada, de cruz latina, y cabecera rectangular, con un crucero escasamente marcado en planta. En un lateral está adosada una sacristía que es posterior a toda la construcción.

La capilla mayor se cubre con bóveda de lunetos y casetones, el crucero con bóveda baída. Debido al enlucido da la sensación de ser moderno. La nave tiene cuatro tramos, con bóveda de medio cañón y bóvedas de lunetos.

En el siglo XVI se pretendió remodelar la iglesia y se le dio prioridad a la torre. Esta se alza a los pies, cuatro cuerpos separados por impostas.

El cuerpo de las campanas tiene ocho vanos y se corona con una balaustrada de candeleros o flameros y gárgolas alrededor.

El tamaño de la torre es espectacular, de hecho ,sobresale de todo el conjunto no solo de lo que es la iglesia sino de todo el pueblo . La remodelación de la torre se encargó a una familia de canteros que trabajaban en esta época en la zona: los Lanestosa. En este caso se hizo el contrato con Pedro Sanz de Lanestosa y su hijo Pedro.

Esta familia trabajó en las iglesias de Saucelle, Masueco, Pereña, Aldeadávila de la Ribera, Vilvestre. Pero también encontramos datos de esta familia de canteros en Topas, Salamanca, Ledesma o Alba de Tormes.

Hubo un incendio en 1596 que destruyó el retablo que era de Lucas Mitata y que actualmente está ocupado por unas pinturas de pintor salmantino, Vidal González Arenal.

En el interior de la iglesia destaca una talla del siglo XVII, que es un Cristo Yacente en arcosolio.

El interior de la torre tiene un coro abierto a la nave, igual que en Aldeadávila y Pereña, con bóveda de crucería de seis claves con terceletes. Se apoya el coro en una bóveda de cinco claves con nervios cruceros, terceletes y ligaduras.

Portal de Transparencia

Ayuntamiento de Vitigudino

Calle San Blas 2. 37210 Vitigudino (Salamanca)
Teléfono: 923 50 00 12 | Fax: 923 50 00 56
Correo electrónico:  ayuntamiento@vitigudino.es